Parámetros de metalización

Diseño de las piezas de trabajo que se van a metalizar

Tenga en cuenta lo siguiente:

¿Es posible la metalización?

  • Acceso fácil y seguro.
  • Distancia mínima para metalización.
  • Se deben evitar los puntos muertos.

Más información: Accesibilidad

¿El diseño es adecuado o inadecuado para la corrosión?

  • Presencia de ranuras/aperturas entre dos elementos.
  • Evitar lugares donde pueden acumularse la suciedad y el agua.
  • Materiales de elevación para evitar daños en el revestimiento.

Más información: Diseño adecuado/inadecuado

¿Juntas y bordes?

  • Juntas continuas.
  • Se deben redondear los bordes.
  • Se deben limar las piezas cortadas por láser para crear cierta medida de rugosidad y eliminar así posibles filvanes.

Más información: Juntas y bordes

Preparación de la superficie

La preparación de la superficie afecta en gran medida a la calidad de la capa de revestimiento, especialmente, a la adherencia. En este sentido, hay que tener en cuenta diferentes aspectos:

  • desengrasado: se deben eliminar aceites, grasas, óxidos y otra suciedad.
  • pulverización con granalla:
    • la superficie que se va a pulverizar debe ser accesible de forma segura;
    • pulverice aire comprimido en la superficie que se va a preparar, también las posibles juntas soldadas;
    • observe las condiciones atmosféricas durante la pulverización.
    • tras la pulverización, no toque la superficie con las manos desnudas.
    • se debe iniciar la metalización lo antes posible tras la pulverización.
  • grado de pureza: el grado de pureza que se debe cumplir según la norma ISO 2063 es Ra 2.50 para cinc y cinc-aluminio, Ra 3 para aluminio.
  • rugosidad de la superficie: la rugosidad de la superficie que se debe cumplir según la norma ISO 2063 es entre Rz 50 µm y 100 µm.

Más información: Preparación de la superficie

Parámetros del proceso de metalización

Una serie de parámetros afectan el proceso de metalización:

  • amperaje: determina la velocidad de avance del alambre. El grado de fundición depende del amperaje;
  • voltaje: el voltaje es un parámetro independiente que se puede regular por separado. El voltaje determina la energía térmica. Cuanto mayor sea el voltaje, mayor será la temperatura de la llama. Las partículas estarán más calientes, lo que supone una mejor adherencia;
  • presión del gas de pulverización: la presión afecta a la estructura de la capa de revestimiento. Cuanto mayor sea la presión, menores serán las partículas pulverizadas y más fina será la estructura de la capa de revestimiento. Así, el aire comprimido también afecta a la porosidad y la adherencia de la capa de revestimiento de cinc y la rugosidad de las capas de pintura;
  • distancia de metalización: según el proceso (gas o arco eléctrico) la distancia perfecta es de entre 80 y 180 mm. A una distancia menor que 80 mm la capa de revestimiento puede ser demasiado importante y provocar una mala adherencia. Al contrario, a una distancia mayor que 180 mm las partículas se enfrían demasiado antes de llegar a la superficie, por lo que aumenta la cantidad de residuos;
  • ángulo de pulverización: el ángulo de pulverización ideal es de entre 80 y 90°. Este ángulo solo se puede garantizar con un proceso automatizado;
  • circunstancias atmosféricas:
    • temperatura del sustrato: 3 °C sobre el punto de saturación
    • humedad relativa: < 85 %,
    • temperatura ambiental: > 5 °C.

Más información: Parámetros de metalización

Control de calidad

El control de calidad siempre es necesario, antes, durante y después de la metalización.

  • control visual: la capa de metalización debe ser regular, sin irregularidades, sin superficies sin tratar, sin partículas no adheridas y sin daños;
  • control del grosor: la capa de revestimiento debe tener el grosor indicado en la especificación sin superarlo excesivamente. Por lo tanto, es necesario controlar el grosor durante y tras la metalización. Este control se puede realizar con un aparato de medición que funcione con inducción magnética según la norma ISO 2178;
  • control de la adherencia: la adherencia es un factor importante directamente relacionado con la preparación de la superficie. Este control se puede realizar en una muestra con un aparato de medición móvil o fijo que funcione con inducción magnética según la norma ISO 4624. La norma indica una resistencia a la tracción de 4 Mpa para una capa de revestimiento de cinc o cinc-aluminio, sin sellado;
  • análisis microscópico de una sección de una muestra: se trata de un control destructivo, por lo que se efectúa en placas de prueba.
  • Más información: control de calidad

Consejos técnicos

Aumente su conocimiento

Contact

Entrer en contact nous aide bien souvent à mieux vous comprendre

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en línea.
Si desea más información, consulte nuestra política de privacidad